• 900 10 33 89
  • avata@avatahispania.com

Noticias

  • 04 noviembre 2013

    Ricardo tiene 34 años y todavía no asimila lo que sucedió hace tres meses. Cogió la moto para comprar una barra de pan en el pueblo de al lado y tuvo un accidente. El agua acumulada en la carretera provocó aquaplaning y su moto impactó contra el guardarraíl. Él perdió su brazo izquierdo. Desde entonces, su vida ha dado un vuelco. Necesita un brazo biónico, que cuesta 55.000 euros, para tener una vida normal.

    A partir del minuto 22 se habla sobre la labor de la Fundación Avata de ayuda al accidentado.

¿Has sufrido un accidente de tráfico? En Avata Hispania miramos por tu salud.

PODEMOS AYUDARTE